Buscar este blog

miércoles, 30 de diciembre de 2009

Plegaria a la santa virgen de las Barrikadas [Por Andrés Gómez]

…Santa barricada madre de la REVOLUCIÓN
Arde por nosotros los sin ensalmos ni trajes nobles
Ahora y por sobre todo en nuestra muerte…
¡PRENDED! ¡ARDED! ¡QUEMAD!
¡AMEN!

Como una bataola en su punto de ebullición
La innoble barricada emerge ante él
Sí, ante jesús-cristo hijo de la supresión,
Hijo de la pueril conciencia y mentalidad
Hijo de un mito infantil
Hijo de su amo infernal
Hijo de la decadencia fatal…

Sí,
Emerge,
La impura y plebeya casta
Que en su estandarte lleva a la santa ramera de las barrikadas
Que se acostó con Néstor,
Con Caín,
Con Satanás,
Y con el lumpen también.

Por que cada hijo del fuego
Cada hijo fútil
Lleva tatuado en su pecho fornido y con piñén
Una prostituta negra, manumisa y sin ley.

Por que cada lumpen,
Ratero o cautivo
Tiene en sus genitales
La llaga bautismal de la fornicación y la libertad
(sagrada herida del libertinaje, del amor verdadero y carnal)


Por que cuando tu prendes
Ardemos todos
Y cuando tú ardes
Nos extasiamos todos
Con tu febril movimiento
Con tu candor revolucionario
Con tus siluetas,
Con tus cenizas
Con tus colores,
Con tus pasiones.


Por que cada vez que se detona un amor
Un sentimiento, un sabor
Un opúsculo o una canción
Tú apareces en el suelo faenado,
Carcomido, refulgente.

Eres tan sabrosa
Tan indómita, tan popular,
Que cuando vamos a la lid
Nos das la loriga,
Nos das la moral
Nos das la conciencia
Y por supuesto las pértigas
Para ir a luchar.

Por que fuiste una madre pollera
Para nada madraza y con mucha adversidad
Y leímos junto a tu Marmolejo de insumisión
La biblia del pobre
Exordio del proletariado
Pan y agua de la revolución
LA CONQUISTA DEL PAN
de incalculable candor!

Por que por cada efeméride del noble voraz
Hay una buena revuelta para los oprimidos buñuelos
Que cada aurora les sobresalta su hambruna
Y cada noche obscura
En su lecho
Se estremecen ante la adversidad

Ya que por gracia de lo exordio de la libertad
Tú ardes en cada monumento a la dignidad
Hoy yo te canto con mi canon prohibido
Para que prendas en las lunas viejas
Atisbes en la noche usurera
Y vehemencies nuestras ofrendas nuevas.



Por que debido a nuestro pauperrismo
No son joyas, sino piedras
Las que en homenaje te regalamos
Y rogamos en tu erudición certera
Que apuntes a los que nos han relegado
Y que por favor siempre nos hagas
Evocar al pasado.

Mira que el santificado jesús-cristo
Trae sus esbirros como nuevos diablillos
Y anda a saber tú donde quedaron sus tridentes
Pero estaba entre tus 10 mandamientos de la Lucha de Clases:
EXPROPIAR.

Como último adlátere de mi persona a tu sacrificio invaluable
Enciendo este viñedo, se lo lanzo al mismísimo emperador romano
Que el cristal estalle entre los ufanos
Que la rabia se me escape férrea entre mis manos
Y que decline como un Ícaro nupcial
En esa fortaleza feudal
Llamada CAPITAL.

2 comentarios:

Gabriel R dijo...

buen poema amigo sige asi !

Kaito KuroNeko dijo...

El come mocos tenia que ser ^^

Arriba amigos humanacas XD